Una vez finalizada la ceremonia del Red Dot Design Award 2018, el periódico El Mundo se puso en contacto con el estudio para realizar la siguiente entrevista que a continuación presentamos.

El talento de la provincia traspasa fronteras. El Nulense Fran Canós, con tan solo 29 años, ha sido premiado por el Red Dot Design Award, el concurso de diseño más prestigioso del mundo. El evento se celebra en Essen (Alemania) y reconoce la calidad y la innovación de trabajos de diseñadores y fabricantes en la creación de nuevos productos industriales.

Pregunta  – ¿Por qué cree que ha recibido el premio entre todos los candidatos?

Siempre es difícil ponerte en la piel de un jurado de diseño puesto que existen elementos de corrección intangibles. A mi entender hemos recibido el premio Red Dot Design puesto que hemos diseñado, fabricado y patentado la primera grifería de Solid Surface en el mundo que se fusiona con la encimera del mismo material; De esta forma se consigue eliminar la junta de unión, evitando así la acumulación de suciedad en la zona, lo que facilita su limpieza y da como resultado un producto más higiénico, idóneo para hospitales, clínicas médicas o hoteles.

Pregunta – ¿Por qué considera que cumple su producto con los cánones exigidos por el concurso?

Un concurso de esta envergadura busca que cada producto presentado posea elementos tan potentes como la innovación, calidad, funcionalidad, estética, durabilidad o la ecología, por decir algunos; Personalmente pienso que cumplimos todos estos requisitos.

Pregunta – Para la candidatura de los premios, ¿Se presentó o fue seleccionado por el propio concurso?

Habitualmente en todos los concursos de diseño industrial eres tu quien presentas el producto físicamente a la organización, puesto que el mundo es muy grande y serían incapaces de poder controlar todo lo que se presenta en el mercado.

Pregunta – Entre los galardonados en la categoría en la que has sido premiado han estado marcas tan reconocidas como Apple o Ferrari ¿Cuáles han sido tus fuentes de inspiración?

Al final todo producto tiene como propósito servir para una función en concreto, si bien este objetivo queda incompleto si no se acompaña de un diseño estético que funcione, y que logre un equilibrio entre belleza y funcionalidad. Obviamente, esta unión se logra, en una gran medida, con la inspiración y la creatividad con la que cuentes, la que te han proporcionado horas de estudio, de analizar imágenes y productos creados por otros antes que tú. Yo encontré un problema, y una vez hallé la solución, le di una forma estética inspirándome en mi entorno, en el mundo que me rodea. Al fin y al cabo, un producto tiene que sorprender y al mismo tiempo, ser familiar para quién va a utilizarlo en su vida diaria.

Una vez concebido el diseño, realizo la prueba conceptual siguiendo las diez leyes que debe cumplir todo producto y que fueron establecidas por Dieter Rams, diseñador de Braun, y que ya han seguido muchos otros antes que yo, como Jonathan Ive, diseñador de Apple. Estas leyes cambiaron mi percepción del diseño, y creo que son una buena forma de entender el diseño de producto, y por supuesto, han sido aplicadas en esta grifería.

Pregunta – ¿Qué recomienda a aquellos que se inician en el mundo del diseño?

Afortunadamente puedo entender a la gente joven que empieza a sumergirse en el mundo de diseño puesto que solo tengo 29 años. Pero sin ninguna duda les recomendaría que persigan su sueño profesional; Aunque surjan obstáculos en el camino, la determinación de cumplir un sueño, de querer aportar algo al mundo esforzándote al máximo,  es sin duda, la esencia que conduce el proceso de diseñar.  Y finalmente, sobre todo, que amen lo que hacen puesto que es el mayor motor que mueve la creatividad.

Pregunta – ¿Cuál es la “clave” para realizar un trabajo óptimo y ofrecer un producto de calidad?

Tengo que reconocer que es una pregunta bastante complicada puesto que no existe una fórmula matemática, cada empresa o producto es un mundo diferente. Pero siendo breve, siempre parto  de la idea de que tengo que diseñar un producto totalmente diferente a la competencia y que posea una funcionalidad exclusiva. Y por otra parte, estéticamente hablando, busco que a mi producto no se pueda añadir ni quitar ningún detalle de diseño. De este modo, pienso que el producto posee personalidad propia, y solo entonces está finalizado.

Muchas gracias.

www.francanosstudio.com